Cuando tienes endometriosis y tienes…¡Sexo!

7 formas de aliviar el estrés
Mayo 22, 2017
5 alimentos prohibidos para las mujeres con endometriosis
Julio 11, 2017

Heart padlock and key on a white background

Recuerdo que una vez hablando con una amiga que también tiene endometriosis, le comenté que si te pones arriba es más fácil conseguir tener un orgasmo y su respuesta fué: “- Ah, ¿pero tú tienes?” y nos echamos a reír las dos como si no hubiera un mañana. Que tristeza de vida.

Empezamos a hablar de posturas, y me di cuenta que cuando una mujer con endometriosis echa un polvo, en realidad está jugando al tetris humano: “- A ver, si pongo esta pierna aquí, no espera…pon el brazo por aquí…si levanto la rodilla quizá…a ver si de lado…¿Pedimos mejor unas pizzas y nos vemos una peli?”.

Pues sí, porque lo más probable cuando tienes endometriosis y echas un polvo es que te duela, que además apenas tengas ganas porque tomas hormonas a cascoporro, y además tengas pocos orgasmos, eso sí, cuando por fin consigues uno es como alcanzar el nirvana.

Y tú lo intentas, a veces hasta tienes ganas, pero no hay manera. Y si además tienes la gran suerte de tener el ovario enganchado al útero, cuando por fin consigues un orgasmo viene acompañado de calamabrazo en el ovario, así que además de alcanzar el nirvana de paso ves las estrellas. Muy místico todo. A veces, incluso estando debajo, notas que vas a alcanzar el nirvana, casi que puedes tocarlo con los dedos, y piensas: “Por lo que más quieras Paco (insertar otro nombre si no se llama Paco), ¡¡Aguanta!!”.  Uiiii casi casi ¿eh?.

Y ahí estás tú, con la cara de estreñida que se te pone, intentándolo de nuevo, mientras él te mira con cara de preocupación y te pregunta: “-¿Estás bien?” y tú: “-Claro, claro, estupendamente”. Mientes, y lo sabes. ¿Y porqué mientes? Pues no lo terminas de entender, mientes porque te da miedo que él se canse, mientes porque realmente quieres tener ese momento con él y conectar a otros niveles, mientes porque lo quieres, mientes y te sientes imbécil por mentir, y te sientes mal, como si no importaras. No siempre mientes, pero lo haces a menudo. Y no siempre duele, pero duele a menudo. Lo único bueno de todo esto es que ya no necesitáis condones.

Desde antes de tener endometriosis siempre he estado con el mismo chico, así que no tengo ni idea de como debe ser hacerlo, teniendo endometriosis, con alguien a quien acabas de conocer, o con alguien a quien hace poco que conoces. Pero creo que, seguramente, haya más presión, porque os estáis conociendo, el chico te gusta…y ¡has de mantener el pabellón bien alto! luego, si la cosa cuaja, ya le explicarás todos tus males. Por si acaso, le comprarás un bloc de notas henry, para que vaya apuntando.

Aclaración: un/a buen/a sexólogo/a puede ayudar muchísimo en estos casos. No te rindas. Habla mucho con tu pareja, probad otras cosas, el sexo no es sólo la penetración. 


Fuente: endometriosiswarrior.com